ESTUDIO DE CASO 2: Niño con Daño Cerebral

Curan & Ahlers, LLP represento a un niño que era gemelo y que nació con daño cerebral. Durante el embarazo, en una examinación rutinaria, el doctor noto que el gemelo A y el gemelo B eran de repente muy diferentes en tamaño, en comparación con la última examinación de la madre. En el cuido prenatal de gemelos esto es automáticamente una señal de alerta indicando que algo puede estar mal ya que típicamente gemelos crecen igual en le útero. La significante disparidad en el tamaño de estos gemelos tuvo que haber causado inmediata consternación. De todas formas, el doctor simplemente indico que la madre regresara en seis semanas.

 

Ocasionalmente en embarazos de gemelos, los fetos comparten la misma sangre, lo cual fue el caso en este embarazo. Durante el juicio la defensa presento esta situación como muy compleja y, que “transfusiones de gemelo a gemelo” son un tanto raras, puede conllevar a resultados inesperados al momento de nacer. No obstante, al entrevistar expertos, Curan & Ahlers, LLP determino que, al observar una disparidad en el tamaño, hay métodos los cuales tuvieron que haberse tomado, como ordenar ciertos exámenes o extraer los bebes aun estando viables.

 

Cuando al doctor de cabecera se le mostraron los records durante el juicio, el acertó que había una disparidad en el tamaño y que hubiese ordenado más exámenes, pero mejor le ordeno a la madre que regresara en seis semanas. Durante ese tiempo, el gemelo B murió en el útero y el gemelo A se desarrolló con la sangre mala transferida del gemelo B, el cual resulto que el gemelo A naciera con daño cerebral severo.

 

Curan & Ahlers, LLP pudo adjudicar una compensación monetaria substancial que le permitió, a esta bella familia, obtener servicios, tratamientos médicos y vivienda necesaria para el cuido de su niño por el resto su de su vida, hasta que falleció en sus veinte años.

 

----> PRESIONAR AQUÍ PARA REVISIÓN DE SU CASO GRATIS <----